Administrando Big Data y grandes riesgos en el sector bancario

by Laura Castellanos 122 views0

unisys_eric_crabtree

 

Los datos están jugando un papel cada vez más importante en la industria bancaria. Es la clave para desarrollar interacciones inteligentes con los clientes sin importar el canal, adaptadas para satisfacer la demanda de individuos y familias. Los datos también están impulsando nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial y los bots, que están, a su vez, ayudando a aumentar la eficacia operativa y a reducir riesgos. Los datos están permitiendo incluso nuevos modelos de banca, como préstamos entre pares (peer-to-peer), financiación colectiva (crowdfunding) y economía compartida.

El impacto generado por los datos se ilustra mejor al observar los avances en el sector de crédito al consumidor. Tradicionalmente, los bancos usan calificación de crédito, que se basa en un estrecho rango de puntuación que cambia con poca frecuencia. Este enfoque presenta dos restricciones principales. En primer lugar, la toma de decisiones es lenta pues los bancos tienen una visión incompleta de la salud financiera del consumidor. En segundo lugar, esto genera ‘archivos  pequeños’, especialmente sobre consumidores de la generación Millennial que no tienen una historia financiera y tienen aversión a deudas. En muchos países, el crédito al consumidor ha sido negativo y usado por los bancos esencialmente para colocar en la lista negra personas con pagos atrasados.

Hoy en día, los bancos están basando sus decisiones de préstamo y gestión de riesgos en datos integrados. Información sobre amortización de deuda están combinándose con datos de transacciones y cuentas corrientes casi en tiempo real para desarrollar modelos completos de evaluación de riesgos. En lugar de depender de la puntualidad de los pagos o del porcentaje de crédito disponible utilizado, los bancos pueden evaluar patrones de riesgo a partir de comportamientos en el pasado o posibles cambios futuros.

Con los consumidores de tipo ‘archivo pequeño’, bancos y agencias de crédito están explorando nuevas fuentes de datos, tales como el historial de pago de cuentas y uso de teléfonos móviles. En algunos casos, particularmente con prestamistas no bancarios, la naturaleza de las redes sociales del consumidor también puede contribuir a la evaluación de la oferta de crédito.

Los datos se pueden utilizar para personalizar las interacciones de ventas y marketing. En la misma forma que eso puede ayudar a los bancos a formar un perfil detallado para la oferta de crédito al consumo, puede también utilizarse para personalizar mensajes de ventas y productos en beneficio de los clientes, que cada vez exigen más en cuanto a servicios.

Por Eric Crabtree es Vicepresidente y Jefe del área de Servicios Financieros de Unisys, con sede en Blue Bell.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WD-banne640x73px