WannaCry un año después

by Laura Castellanos 195 views0

El 12 de mayo de 2017, estalló el mayor ataque de ransomware de la historia. “WannaCry”, el infame ransomware que se extendió afectando indiscriminadamente a las PCs de todo el mundo, incluyendo los equipos de consumidores, empresas, servicios de atención e incluso departamentos gubernamentales. Casi un año después, el malware WannaCry, que explota la vulnerabilidad de EternalBlue continúa en circulación, como en el reciente caso en el que afectó al fabricante de aviones Boeing.

Avast ha detectado y bloqueado más de 176 millones de ataques de WannaCry en 217 países desde el ataque inicial del año pasado y, en marzo de 2018, Avast impidió 54 millones de ataques que intentaban abusar de EternalBlue. Dada la publicidad en torno a los mismos, se podría suponer que las personas y las empresas habrían completado sus actualizaciones del sistema desde el brote. Nuestros datos, sin embargo, muestran que casi un tercio (29%) de las computadoras basadas en Windows en todo el mundo todavía son vulnerables.

La intención detrás del ataque inicial de WannaCry parece haber sido la destrucción, llevada a cabo por un estado-nación y no por ciberdelincuentes con fines de lucro, lo que tradicionalmente ha sido la principal motivación que impulsa los ataques de ransomware. A fines del año pasado, el gobierno de los EE. UU. atribuyó el ataque a Corea del Norte. El código de WannaCry fue defectuoso, incluido el componente de pago, y se estima que los actores detrás de WannaCry cobraron aproximadamente $ 140,000 a fines de agosto.

El éxito de WannaCry se reduce a tres factores clave: explotó una vulnerabilidad que prevalecía en muchas PCs con sistemas operativos antiguos; los sistemas operativos antiguos no estaban soportados y, por lo tanto, eran vulnerables al exploit; y no se requirió la acción del usuario para ayudar a la propagación, ya que tomó la forma de un gusano. En Avast, a lo largo del año transcurrido desde que causó su daño, hemos investigado y recopilado ideas que pueden ayudar a comprender qué se debe hacer para evitar que este tipo de ataque cibernético vuelva a suceder.

La mala adopción de parches hizo posible WannaCry

WannaCry se propaga agresivamente usando la vulnerabilidad de Windows EternalBlue, o MS17-010, infectando computadoras sin interacción del usuario. EternalBlue es un error crítico en el código de Windows de Microsoft que es al menos tan viejo como Windows XP. La vulnerabilidad permite a los atacantes ejecutar código de forma remota creando una solicitud para el servicio de Compartir archivos e impresoras de Windows. El malware WannaCry ya activo en una PC escanea tanto la red local como la subred y elige aleatoriamente las direcciones IP. Una vez que encontró una PC vulnerable, el ransomware se extendió a esa PC también, lo que fue posible debido a la funcionalidad de un gusano.

Los informes indican que fue descubierto por la NSA, que le dio el nombre de “EternalBlue”, lo mantuvo en secreto, y luego creó una herramienta de puerta trasera para explotarlo. Un grupo de hackers llamado ShadowBrokers lanzó públicamente el exploit un mes antes del brote de WannaCry. Microsoft lanzó un parche para EternalBlue en marzo, dos meses antes del éxito de WannaCry. Sin embargo, WannaCry atacó con éxito a cientos de millones de usuarios porque las personas no aplicaron el parche para la vulnerabilidad de EternalBlue.

Otros ataques que usaron EternalBlue

Aparte de WannaCry, otras cepas de ransomware, como NotPetya, han utilizado la vulnerabilidad EternalBlue. Además del uso de EternalBlue para distribuir ransomware, otras variantes de malware han usado este mecanismo también. Tal vez, la más notable es Adylkuzz, un malware de minería de criptomonedas y Retefe un troyano bancario. La vulnerabilidad también ha sido utilizada por varios grupos de hackers con vínculos estados-nación, para recopilar contraseñas, por ejemplo, y sigue siendo una herramienta útil para los ciberdelincuentes cuando atacan o propagan malware.

Si solo hubiera un parche para una mala adopción de parches …

A pesar de la atención generalizada de WannaCry y los efectos devastadores que tuvo en empresas y consumidores, la gente aun no aplicó el parche en sus sistemas. Esto plantea la pregunta: ¿por qué las personas no están utilizando el parche? Podemos hacer algunas conjeturas sobre las razones más probables.

En primer lugar, podría deberse a una falta de comprensión sobre los parches o actualizaciones de software. El consumidor promedio puede no ser plenamente consciente de que los sistemas contienen vulnerabilidades y que los ciberdelincuentes pueden aprovechar para propagar malware. Una vez que se encuentran las vulnerabilidades, los desarrolladores de software suelen emitir un parche para rectificar el problema. El impacto de WannaCry podría haber sido minimizado en gran medida si más consumidores y profesionales de TI hubieran descargado el parche MS17-010 tan pronto como Microsoft lo puso a disposición.

La segunda posibilidad sobre la pobre adopción de parches es que a los consumidores no les gustan las interrupciones y aplicar un parche requiere que los usuarios detengan lo que están haciendo y esperen a que se descargue. Otra razón por la que las personas no pueden actualizar es resistirse al cambio. Las actualizaciones pueden cambiar los entornos y las interfaces del programa familiar, lo que no siempre es bienvenido por todos los usuarios.

En tercer lugar, para algunas empresas y organizaciones la interrupción causada por el parche, puede requerir la reducción de servicios mientras se lleva a cabo la actualización.

Por último, pero no menos importante, algunos sistemas no fueron reparados cuando WannaCry llegó porque los sistemas más antiguos, como Windows XP, ya no eran compatibles y, por lo tanto, quedaron indefensos.

Parche perfecto: lo que la industria de la tecnología debe hacer mejor

Para mejorar la adopción de parches, la industria de la tecnología necesita trabajar en conjunto para aumentar la consciencia sobre los parches, su propósito, los problemas que solucionan y los posibles ataques que evitan. Esto se puede hacer explicando el propósito de los parches emitidos a los usuarios cuando se les pide que actualicen, usando términos simples para describir la actualización y su relevancia. Si bien es importante no alarmar, las personas pueden estar más inclinadas a utilizar el parche si se dan cuenta de que existe un problema que podría afectarlos negativamente.

El gran desafío de comunicar las actualizaciones necesarias es llegar a todos los usuarios

que tienen sus propias prioridades en un momento dado, y el parche inmediato no siempre es una de esas prioridades. La industria de la tecnología ahora debe trabajar para educar y desarrollar la comprensión de la importancia del parche como parte del conjunto de herramientas de seguridad esenciales para todos los usuarios.

Aunque la experiencia del usuario ya está siendo considerada por los desarrolladores de software, siempre hay margen de mejora. Esto podría hacerse actualizando en segundo plano o en dosis más pequeñas, o simplemente haciendo que la gente esté más al tanto de las opciones como actualizaciones nocturnas.

Finalmente, los desarrolladores de software deben considerar que sus sistemas pueden vivir más allá de los años previstos gracias a un hardware robusto y que necesitan soporte continuo. Windows XP, por ejemplo, sigue siendo utilizado por el 4.3% de los usuarios de Avast y Windows Vista todavía se usa en un 1.5%, aunque Microsoft ya no brinda soporte para estos populares sistemas operativos.

Asegurar actualizaciones

Desafortunadamente, hay una desventaja crítica para las actualizaciones, que es que los hackers las ven como un vehículo para distribuir malware masivo. Este tipo de ataque se denomina ataque de la cadena de suministro, donde los atacantes inyectan código malicioso en un componente, como una biblioteca o fragmento de código de una aplicación legítima, de código abierto o comercial. A medida que los usuarios instalan o actualizan las aplicaciones afectadas, también infectan sus sistemas con la carga maliciosa. Los medios tradicionales de propagar malware se están volviendo costosos y más difíciles para los ciberdelincuentes debido a las recientes innovaciones en la industria de la seguridad, lo que les lleva a recurrir a los ataques a la cadena de suministro.

Protegerse contra los ataques a la cadena de suministro es una tarea compleja para las empresas, e incluso más para los desarrolladores de software independiente. Para proteger los archivos de instalación y actualización del producto, los desarrolladores de software deben usar, antes que nada, soluciones de seguridad adecuadas. Igualmente importante es la seguridad estricta y las reglas de red en la infraestructura de compilación y parche, como por ejemplo contar con una red aislada con acceso limitado a la misma, y en la que se ejecute una solución de seguridad en todas las computadoras. El monitoreo de las anomalías de la red también es crucial y puede ayudar a las compañías a atrapar a visitantes no deseados dentro de su red.

En última instancia, está claro que la industria de la tecnología no puede esperar que los usuarios comprendan por completo y lleven a cabo las mejores prácticas de seguridad por sí mismos. Los usuarios necesitan ayuda y educación sobre seguridad y orientación a través de los pasos necesarios para que sus experiencias sean lo más fáciles, simples y cómodas posible. Al mismo tiempo, los distribuidores de software deben asegurarse de que las actualizaciones que envían a sus clientes estén limpias. Si esto se puede hacer, la colaboración y la contribución de los usuarios con la industria de la tecnología y con los investigadores y las empresas de seguridad es verdaderamente poderosa en la lucha contra el malware. Si bien aún no sabemos qué impacto podría tener el próximo WannaCry, con base a estas ideas críticas del año pasado, está claro que la industria de la tecnología, en colaboración con los usuarios, debe hacer más para evitar que un ataque tan importante vuelva a ocurrir.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

WD-banne640x73px